Daños en las manos: Los accidentes laborales más frecuentes

Daños en las manos: Los accidentes laborales más frecuentes

Si bien existen diversos tipos de trabajos, la gran mayoría se realizan con las manos. Con ellas elaboramos, escribimos, construimos o manipulamos objetos, por lo que si se produce un accidente siempre son las principales afectadas. Y así lo confirmó un estudio de la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción, que reveló que el 33,3% (11.522) de los accidentes de trabajo ocurridos durante enero a mayo del 2017, correspondieron a daños en las manos.

Contusiones, heridas y esguinces son los diagnósticos más usuales. Sólo los casos más extremos llegan a amputaciones. Según los especialistas en seguridad, las personas descuidan sus manos al no seguir los procedimientos o al evitar el uso de elementos  que resguardan este sector del cuerpo.

Otra enfermedad que afecta las manos es la tendinitis. Esta surge por realizar movimientos repetitivos durante un largo periodo de tiempo, como por ejemplo las personas que escriben en el computador o las mujeres que tejen.

A continuación algunos consejos para evitar accidentes:

  1. Es importante que toda tarea o actividad se realice con el tiempo necesario. Si se realiza de forma apurada es probable que no se tomen las medidas de seguridad y ocurra alguna lesión.
  2. Utilizar el equipo de protección adecuado para la tarea a realizar es fundamental. Por ejemplo guantes y protectores en el caso de los operarios y Mouse pad para apoyar la muñeca al escribir.
  3. Evita usar anillos o relojes si manipularás una máquina, ya que puede provocar atrapamiento, alguna herida e incluso llegar a una mutilación.
  4. Realizar ejercicios y pausas también ayudará a aliviar los trabajos que exigen efectuar acciones repetitivas.
  5. Otras lesiones usuales son las de contacto con ácidos, líquidos inflamables u otros químicos que pueden provocar quemaduras o lesiones. Para prevenir se deben usar guantes, informarse sobre el uso de la solución a utilizar y lavarse las manos posterior a su uso.
  6. Y por último, siempre se debe confirmar que los elementos que se utilizarán para protegerse están en condiciones óptimas, de contrario se deben reemplazar.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *